Prácticas Avanzadas de Yoga
Lecciones Principales

Anterior  |  Próximo  >

Nota: Para las lecciones completas, con las adiciones, consulte los libros de AYP de Lecciones Fáciles para la Vida Extática.

Lección 17 - Meditación - ¿Estaba dormido?


Autor
: Yogani
Fecha: 25 de Noviembre 2003


Miembros Nuevos: Se recomienda leer desde el principio de las lecciones principales de AYP, las lecciones anteriores son un prerrequisito para ésta. La primera lección es: "¿Por qué esta discusión?"

Pregunta: Pienso que me quedo dormido en la meditación,  aunque no pienso que pierdo conciencia. Parece que estaba despierto pero no tenía sensación del tiempo o de nada. Entonces me di cuenta que mi cabeza estaba en mi pecho y miré a mi reloj. Habían pasado treinta minutos. Me sentí muy aturdido. Me sentí tambaleante y no apto para levantarme de inmediato, por lo cual me quedé acostado por un rato. Un momento después estaba bien. ¿Estaba dormido?

Respuesta: Sin experiencia sensorial, sin mantra, sin pensamientos, pero estabas conciente muy dentro - ¿Estabas dormido? Probablemente no. Tal como lo describes, la meditación algunas veces produce un estado similar a estar dormido, aunque los parámetros psicológicos son diferentes. El metabolismo va mucho más lento que dormidos. El ritmo cardiaco y la respiración van mas lento que dormidos, casi se detienen. El cuerpo y la mente entran en un estado de completo silencio mientras estás por dentro despierto. El nivel de descanso en el cuerpo y la mente durante la meditación es más profundo que cuando dormido. Es un tipo diferente de descanso que remueve impurezas; obstrucciones de la conciencia que el sueño no alcanza. Pero la meditación no es un reemplazo del sueño. El sueño tiene su propia dinámica en el ciclo diario de rejuvenecimiento.

Las personas que han meditado por años tienen menos necesidad de dormir ya que su sistema nervioso ha acumulado pureza. No es que la meditación remplace al sueño. Lo que sucede es que el cuerpo y la mente gradualmente se han purificado con el paso del tiempo y requieren menos purificación durante el ciclo diario de sueño. Esta pureza derivada de la meditación en el largo plazo y otras prácticas avanzadas de yoga reducen generalmente la necesidad de dormir. Con el tiempo la conciencia permanece presente las veinticuatro horas del día. Las actividades diarias, soñar y el sueño profundo se presentan como si fueran una película en la pantalla de nuestro silencio: en atención extática. En este estado no estamos dormidos nunca más. Es la clase de libertad y alegría que todos somos capaces de alcanzar naturalmente - nuestro inalienable derecho de nacimiento.

Hiciste bien en recostarte al final de tu sesión hasta que fuiste capaz de levantarte con claridad y suavidad. Esta es otra razón por la que un descanso es necesario después de la meditación. Mucha limpieza se generó en la meditación. Diferentes experiencias pueden surgir en la meditación; de lo sublime a lo ridículo. Todo es parte del proceso de pensar suavemente en el mantra y dejarlo entrar. Es entonces que la purificación se lleva a cabo. La dejamos actuar. Ya sabemos que cuando nos damos cuenta, regresamos al mantra y dejamos que la mente se sumerja de nuevo. Este proceso efectuado dos veces al día por veinte minutos transformará gradualmente nuestra vida en éxtasis.

Recuerda contar cualquier experiencia fuera del mantra como parte del tiempo de meditación. Está bien si te das cuenta que transcurrieron treinta minutos después del inicio. Fue un evento natural en tu meditación. Cuando pase algo similar y el tiempo asignado se sobrepase, asegúrate de tener el tiempo suficiente para descansar para dar concluida tu sesión. Si mantienes tu meditación equilibrada con la cantidad de descanso al final, siempre te levantarás fresco y listo para hacer tus actividades.


El gurú está en ti.

Nota: Para obtener instrucciones detalladas sobre meditación profunda, vea el libro de AYP de Meditación Profunda.

Anterior  |  Próximo  >