Prácticas Avanzadas de Yoga
Lecciones Principales

Anterior  |  Próximo  >

Nota: Para las lecciones completas, con las adiciones, consulte los libros de AYP de Lecciones Fáciles para la Vida Extática.

Lección 188 - Diseño del Mantra 101

Nota: Para obtener un enfoque alternativo de las mejoras de mantra, consulte la Lección 369.

Autor
: Yogani
Fecha: 13 de Mayo 200
4

Miembros Nuevos: Se recomienda leer desde el principio de las lecciones principales de AYP, las lecciones anteriores son un prerrequisito para ésta. La primera lección es: "¿Por qué esta discusión?"

Pregunta: Usted declará, "AI AM" puede ser pronunciado como AYAM; esto es muy similar (si no es lo mismo) que la beeja tántrica AYEIM (pronunciar: AIEM). ¿Son estos dos lo mismo?

¿Cuá es la base para la primera y segunda mejora del mantra AI AM? Quiero decir que probablemente haya escrito esto sobre la base de varios años de experiencia con estos mantras, y el conocimiento experimental es muy difícil de transmitir intelectualmente en muchos casos. Sin embargo, me gustaría saber cómo llegó a este mantra: nunca he visto este mantra o algo similar en ninguno de los textos tántricos clásicos del mantra shastra. ¿Cómo es que el mantra es CHRII OM CHRII OM AI AM AI AM NAMAH y no algo como CHRII OM AI AM AI AM NAMAH? ¿Por qué hay dos CHRII seguidos por OM?

¿Y por qué el CHRII no termina en M (es decir, CHRIIM) como suele ser la forma en que se usa en los mantras?

Respuesta: Gracias por escribir, especialmente sobre este tema. He estado buscando inspiración para publicar una lección sobre el diseño del mantra. Podemos llamarlo "Diseño del Mantra". Al igual que con muchas cosas presentadas en estas lecciones, los enfoques tradicionales se respetan pero no se cumplen estrictamente si la experiencia directa nos guía a una solución más óptima en el yoga.

Si la pronunciación es la misma que para AI AM, entonces AYAM y AYEIM son lo mismo desde el punto de vista de mantra. Puede haber diferentes significados para las diferentes grafías en sánscrito, pero eso no importa. Es la vibración que estamos usando. Si realiza una búsqueda en la web de "sanskrit ayam" y también de "sanskrit ayeim", encontrará los dos utilizados en varios mantras. También hay una versión musulmana deletreada AYYAM.

Si AYEIM se pronuncia AYEEM, entonces no es lo mismo. AM y EEM van en direcciones opuestas en el sistema nervioso. Con la conductividad extática que viene se puede sentir fácilmente por cualquier persona. Este "sentimiento" es la base del diseño de todos los mantras en las lecciones. No se basan únicamente en las escrituras. De hecho, no se reclama ninguna autoridad escritural. Por supuesto, tampoco se evoca nada de la nada. Las sílabas son familiares y han aparecido en escrituras venerables, aunque el orden de uso puede ser un poco diferente aquí.

Las sílabas de Mantra son como diapasones en el sistema nervioso. Cada vibración resuena en una parte diferente de nuestro circuito interno. Esto es cierto con o sin conductividad extática previamente despierta. La diferencia es que cuando el sistema nervioso se despierta extáticamente, los efectos se vuelven experienciales y pueden observarse en el cuerpo. Los efectos se experimentan con los sentidos internos y tienen un sobretono extático. El efecto resonante de una sílaba en lo profundo del silencio de la mente afloja las obstrucciones de una manera particular, única a esa sílaba. Con esa respuesta basada en la experiencia, y sabiendo el orden más efectivo y seguro para despertar el sistema nervioso, especialmente el nervio espinal, los mantras se pueden ensamblar adecuadamente. Vamos a ser más específicos.

AI AM (por cualquier ortografía) resuena en toda la extensión del nervio espinal desde el tercer ojo hasta la raíz.

Esto no se ha dicho antes en las lecciones. Solo se ha insinuado. No se ha mencionado porque no quiero alentar a nadie a pensar en el mantra en un lugar particular del cuerpo. El mantra resuena naturalmente con la parte particular del sistema nervioso al que está sintonizado. No tenemos que ayudarlo dirigiéndolo aquí o allá. De hecho, podemos interferir con la resonancia natural al hacer eso. Entonces, no ubiques el mantra, ¿de acuerdo? Solo retíralo fácil y sin esfuerzo donde sea que esté, como siempre, y déjalo refinar. Si AI AM viene por los pies o en cualquier otro lugar, resonará desde el tercer ojo hasta la raíz. Del mismo modo que un diapasón hará vibrar la cuerda correspondiente de un instrumento si se lo lleva a algún lugar cercano.

Habiendo dicho eso, ahora puedes hacer un experimento y observar si quieres. Si piensas el sonido "AI", tal vez puedas sentir la sutil neurología en la cabeza extendiéndose por el centro de la frente. Si no, no importa. Ahí es donde vibra naturalmente. No hay necesidad de ayudarlo o sentirlo. Ahí es donde está. Ahora, si piensas el sonido "AM", tal vez puedas sentir que va naturalmente hacia el centro del cuerpo. Si no, bueno, no importa. Cuando aparezca la conductividad extática, lo hará. Sentirlo no tiene relación con la efectividad del mantra. Sentirlo es solo un síntoma del grado de purificación que tenemos en el sistema nervioso y del grado de conductividad extática (kundalini) que tenemos presente. Nos llegará a todos mientras continuamos con las prácticas diarias. Cuando sentimos el mantra extáticamente así y notamos nuestra atención en pensamientos sobre la sensación, ubicación en el cuerpo, etc., lo tratamos como cualquier otra experiencia que surge en la meditación y volvemos fácilmente al mantra. Nada cambia en el procedimiento de meditación. Solo las experiencias cambian para volverse más extáticas y divinas, por lo que debemos ser conscientes de no preocuparnos por ellas durante la meditación y nuestras otras prácticas.

Como se ha dicho en lecciones anteriores, AI AM es un mantra de "doble polo". La resonancia de esto en el nervio espinal es la razón por la cual. "AI" es el componente de shiva, y "AM" es el componente de shakti. Con este mantra, estamos llevando la mente a la quietud de tal manera que purifique la totalidad del nervio espinal. Al usar un mantra que resuena entre el tercer ojo y la raíz, estamos siguiendo el camino de despertar más seguro y equilibrado, tal como lo hacemos en la respiración espinal con pranayama. Las dos prácticas son métodos paralelos, ambos trabajan para purificar el nervio espinal en sus respectivos niveles en el sistema nervioso. Ambas prácticas, hechas en secuencia (respiración espinal y luego meditación), despiertan y estabilizan nuestras energías extáticas y nuestro silencio interior. Juntos, estos emanan naturalmente del nervio espinal.

Con la primera mejora del mantra (CHRII CHRII AI AM AI AM), estamos haciendo dos cosas nuevas. Primero, estamos aumentando el número de sílabas del mantra. Esto amplía nuestra barrida a través del subconsciente, purificando un camino más amplio a través del sistema nervioso. También ralentiza nuestro descenso a la conciencia pura y dichosa, y sacca más de ella con nosotros cuando volvemos. Entonces, más sílabas hacen más purificación y estabilizan más silencio interno en el sistema nervioso. ¿Por qué no un CHRII o tres CHRII? Podríamos haber construido más lento, comenzando con un CHRII, y luego agregamos otro más tarde. De esa forma tendríamos dos mejoras en lugar de una. No pensé que era necesario hacer los pasos tan pequeños. ¿Vamos a ir a tres CHRII? No está previsto en este momento. Con la segunda mejora agregada a los dos CHRII, ya es un mantra bastante bueno y largo. Más que suficiente para hacer el trabajo.

La razón por CHRII en sí es para una nueva dirección que estamos tomando en la purificación de nuestro sistema nervioso, expandiendo nuestro mantra más allá de la familiar resonancia del nervio espinal del tercer ojo a la raíz por primera vez. ¿Expandiendo dónde? A la corona. CHRII nos lleva directamente al nervio espinal hasta la coronilla. En el centro de la cabeza, el nervio espinal (sushumna) tiene una bifurcación. Va en dos direcciones desde allí. Primero es la ruta al tercer ojo en el punto entre las cejas. El segundo es hacia la corona, directamente en el medio de la corona radiata, arriba de la glándula pineal y los ventrículos del cerebro. Justo por allí. Con la resonancia de CHRII en la corona, comenzamos a purificar esa área en relación con todo el nervio espinal. CHRII es una ortografía fonética de SRI, por lo que no es lo mismo que CHRIIM, segín su pregunta.

Esa es la primera mejora del mantra.

Una nota sobre la corona: Hace mucho tiempo, cuando comenzamos a hablar de kundalini, se mencionaba que ir a la corona prematuramente podía crear todo tipo de problemas en el sistema nervioso --  el ejemplo del viaje de pesadilla a la iluminación bien documentado de Gopi Krishna fue dado. Abrir el tercer ojo al nervio espinal de la raíz es la forma más segura y agradable de purificar y abrir el sistema nervioso, y también de hacerlo de manera rápida. Esto se reconoce en algunas de las tradiciones y no se reconoce tan bien en otros. Siendo viajeros inteligentes, hemos ido al tercer ojo en el camino de la raíz, tanto en la respiración espinal como en la meditación. Y para la mayoría de nosotros, es muy progresivo y sin problemas. Como estamos abriendo el tercer ojo a la raíz desde el nervio espinal, también estamos afectando la corona. Es inevitable, porque los dos están conectados en el medio del cerebro. Cualquiera que experimente el aumento de la conductividad extática en la ruta del tercer ojo también experimentará una apertura extática de la corona. La diferencia es que, con el tercer ojo dirigiendo, el proceso no se saldrá de control en forma excesiva en los síntomas de la kundalini, como puede suceder cuando la corona está dirigiendo. Así que vamos por ese camino, abriendo el tercer ojo con gusto, dejando que la corona siga con seguridad. Luego, en algín punto, la corona se purifica lo suficiente "por ósmosis" desde la apertura del tercer ojo para que podamos tener una aproximación más directa a la corona. Es por eso que agregamos CHRII (y también OM) en nuestro mantra, y tomaremos un enfoque más directo a la corona con pranayama, así como algunas lecciones más en el camino. Entonces, ya ves, estamos llegando a la corona en nuestro propio tiempo y de nuestra propia manera, prudentemente evitando los estragos a largo plazo que una apertura prematura de la corona puede traer.

El tercer ojo es como nuestra ventana a lo divino y podemos lograr mucho entrando y saliendo por allí. Está controlado (ajna significa "control"), seguro, muy extático y debe abrirse. La corona, el sahasrar (el loto de mil pétalos) es como nuestro techo, y una vez que lo abrimos, somos fácilmente disueltos en lo divino. Hay algo de control en esto, pero no tanto control como lo tenemos trabajando a través del tercer ojo. En el momento en que hemos purificado la corona, tanto indirectamente a través del tercer ojo, y directamente más tarde al ir hacia arriba, estamos listos para entregarnos en el altar de nuestra corona, y luego nos encontramos en éxtasis extático. Cuando volvemos, ya no trabajamos para nosotros mismos. Estamos trabajando para el Ser en todos -- nos hemos convertido en Eso. No es una transición instantánea. Sucede durante un período de años -- incluso décadas. Es una transformación espiritual humana. Por lo tanto, quería dejar en claro que nunca intentamos evitar la corona para siempre -- solo hasta que llegue el momento. Usted sabrá cuando esto es para usted en su corazón, y estas prácticas están diseñadas para darle algunas directrices en la materia, y las herramientas.

La segunda mejora del mantra (CHRII OM CHRII OM, AI AM I AM NAMAH) agrega más sílabas por la misma razón que antes (un barrido mucho más grande a través del subconsciente) e introduce el poderoso componente OM. OM resuena naturalmente en la medula oblonga, el tallo cerebral, extendiéndose a todas partes a través del sistema nervioso y más allá. Recuérdese que no intentamos localizar el mantra en ninguna parte física particular de nuestro cuerpo. El efecto del diapasón funcionará mejor si somos fáciles con el mantra, siguiendo el procedimiento de meditación como se indicó originalmente al principio de las lecciones. El sistema nervioso ya sabe cómo responder al mantra de la manera adecuada. Todo lo que tenemos que hacer es usar el mantra correctamente, y todo estará bien.

OM hace honor a su reputación de ser la "madre de todos los mantras". Es el sonido primordial profundamente extático de lo que somos, que se manifiesta a partir de la conciencia pura y dichosa. Como se explica en la lección sobre la segunda mejora, debemos prepararnos antes de usarla en meditación profunda. De lo contrario, puede causar estragos. En las mejores circunstancias, OM es un "éxtasis devastador" en la meditación profunda, especialmente una vez que se acerca la conductividad extática. Será demasiado para cualquiera que vaya a la segunda mejora prematuramente, así que no se apresure a hacerlo. Sabrás cuando estés listo. Para decidir cuándo "cambiar de marcha", use las pautas dadas en la lección.

OM está emparejado con CHRII por una razón, y es segundo en lugar de primero por una razón. Se combina para mantener la polaridad entre la corona (CHRII) y el resto del sistema nervioso que resuena con OM. Esta es otra dimensión de la relación equilibrada shiva-shakti, en este caso entre la corona y el medula oblonga. Es una manifestación más dinámica y de gran alcance del emparejamiento shiva-shakti que AI AM (que también continía). OM se coloca después de CHRII para una mayor longevidad en la vibración de OM. CHRII OM está entrando en el cuerpo, y OM CHRII está dejando el cuerpo. Es una distinción con una diferencia de efecto notablemente positiva cuando se ve a través de los sentidos internos de la conductividad extática.

Finalmente, NAMAH se agrega para sus sílabas y como una transición tradicional en las repeticiones del mantra. Resuena extáticamente en el corazón, cultivando bhakti, y tiene un efecto purificador en todo el sistema nervioso.

Me doy cuenta de que todos hemos tenido que tomar nuestros mantras basados en la fe de otros que se supone deben saber, que los obtienen de las escrituras. Sabes, creo que va a cambiar a medida que surja la conductividad extática en más y más personas en esta nueva era en ascenso. Ya tenemos algunas personas en este grupo con kundalini despierto que sin duda pueden juzgar por sí mismos cómo resuenan las sílabas del mantra en su sistema nervioso. En otras palabras, si toma mi palabra (o la de otra persona) ahora, no tendrá que hacerlo en el futuro. Todo lo que se necesita es despertar la conductividad extática a través de las prácticas. Cualquiera que tenga "verá" los efectos de los mantras dentro y lo sabrá por sí mismo. Entonces la prueba se encontrará allí mismo en el pudín, y ya no tendrás que tomar la palabra de nadie más.

Bueno, esa es mucha información. Sinceramente espero que no distraiga a nadie del simple procedimiento de favorecer el mantra y dejar que suceda naturalmente en la meditación. Nada de lo que se ha escrito aquí es necesario para hacer la meditación correcta, y de hecho podría ser una distracción. Entonces archiva todo esto bajo "comida para bhakti" y continía disfrutando tu viaje de regreso a la iluminación usando la práctica de la meditación profunda.

El gurú está en ti.

Nota: Para obtener instrucciones detalladas sobre el procedimiento de meditación profunda, vea el libro de AYP de Meditación Profunda.

Anterior  |  Próximo  >