AYP Home

Inicio   Lecciones Principales   Lecciones de Tantra   Comunidad   Libros   Descargas
Indice de Temas   Busqueda del Sitio   Sección de Enlaces   Testimonios   
Contacto

Traducido del original en Ingles en www.aypsite.com

 

             

Lecciones Importante

Comienza Aquí

Deseo - Bhakti

Meditación Profunda

Propio Ritmo

Respiración Espinal
Pranayama


Chakras

Mulabandha

Sambhavi Mudra

Asanas - Posturas

Siddhasana

Yoni Mudra
Kumbhaka


Uddiyana - Nauli

Navi Kriya

Kechari Mudra

Bombeo de Barbilla
Jalandhara


Samyama & Siddhi

Bastrika Espinal
Pranayama


Respiración de Corazón

Yoga Nidra
Samyama Cósmica


Mejoras de Mantra

Centrado Solar

Tantra

Brahmacharya

Vajroli Mudra

Mudra del Cuerpo Entero

Dieta Yogica

Ayuno

Adicciones

Alucinógenos

Shatkarmas

Amaroli

Ciclo de Néctar

Asistencia de Kundalini

Problemas de Sensibilidad

Espíritus y Entidades

Shaktipat

Buscándose a Símismo Jnana - Advaita

Fin del Sufrimiento

Karma Yoga

Atrévete a Soñar

Evolución de la Acción

Oración & Sanación

Yoga para Niños

Ayurveda

Resumen de las Prácticas

Administración del Tiempo

Modificaciones al Sistema de Base

Enseñanza

Retiros

Hitos de la Iluminación


Libertad

Glosario de Términos Sánscritos



                        

Prácticas Avanzadas de Yoga
Lecciones Principales
Anterior  |  Próximo  >

Nota: Para las lecciones completas, con las adiciones, consulte los libros de AYP de Lecciones Fáciles para la Vida Extática.

Lección 75 - Siddhasana - Viviendo en una fuente de extasis

Autor: Yogani

Fecha: 9 de Enero 2004


Miembros Nuevos: Se recomienda leer desde el principio de las lecciones principales de AYP, las lecciones anteriores son un prerrequisito para ésta. La primera lección es: "¿Por qué esta discusión?"

Bien, estamos listos para embarcarnos en más prácticas avanzadas de yoga.

Vamos a pasar aquí a prácticas que son decididamente más agresivas. Antes de tomar alguna de estas es esencial que te encuentres estable en las prácticas que hayas tomado previamente. Si saltas directamente a estas prácticas sin la meditación, pranayama y todo lo demás c
ómodamente establecido en su lugar, no vas a obtener mucho beneficio. Asegúrate de estar en conexión con tu línea de tiempo particular. Podrías pasar años con las otras prácticas antes de que te sientas preparado para estas muy avanzadas prácticas de yoga que están por venir, lo cual es algo totalmente correcto. Roma no fue construida en un día.

Con la palabra "agresivas" nos referimos a que están mas centradas en la estimulación de prana en el cuerpo. Mientras que esto significa m
ás conciencia pura y dichosa moviéndose y más éxtasis emergiendo en nosotros, también implicará más purificación en el sistema nervioso. Más purificación se traduce en más cosas soltándose y emergiendo desde dentro, y pudiendo verse favorecida la aparición de malestar. Adapta siempre tus prácticas y estilo de vida para mantener un ritmo de purificación estable. Siempre estaremos buscando equilibrar nuestra rutina de forma que resulte en el máximo progreso espiritual a la vez que mantenemos la comodidad y suavidad en la vida diaria. El cómo nos sentimos fuera de las prácticas durante el día es la mejor medida. Esto ha sido dicho una y otra vez, y nunca será dicho lo suficiente. Es ley de vida para cualquiera que este siguiendo el camino del yoga. Puedes llamarlo "el delicado arte de limpiar la casa sin provocar un desastre".

Una vez dicho todo esto, vamos a meternos a ello.

Si todavía estas asombrado y entusiasmado con todo lo que hemos estado viendo hasta ahora, lo demás vendrá de forma natural, y amaras cada minuto con ello. Eso, o bien estarás sollozando: "¡Esto es vergonzoso!". Quizás hagas las dos cosas al mismo tiempo, amar lo vergonzoso.

Siddhasana es el siguiente paso en nuestra integración de prácticas. Significa "El asiento de los perfectos". Te recordará de nuevo la lección  #33, donde hablamos acerca de "una nueva forma de sentarse" en la meditación. Quizás ahora quieras volver a echarle un vistazo a esa lección.

Vamos a llevar un paso m
as adelante lo que discutimos en la lección #33. Dijimos que seria bueno llegar a estar cómodos usando una posición de piernas cruzadas mientras meditamos, metiendo los talones un poco bajo sus piernas contrarias con los pies vueltos parcialmente del revés. Esto es hecho mejor sobre una superficie suave, como una cama, y con un soporte en la espalda. Lo haremos tanto durante el pranayama como en la meditación.

Ahora vamos a llevar el pie interior más por debajo y pondremos el talón bajo el perineo. Nos encontraremos de esta forma sentados sobre nuestro talón con la superficie de nuestro pie posicionada de forma casi plana sobre la cama. No es una buena idea el hacer esto sentados sobre una superficie sólida.

No es necesario poner todo nuestro peso sobre el talón. Si estamos usando soporte trasero tal y como se recomienda, nos podemos inclinar un poco hacia detrás y encontrar una posición razonablemente cómoda donde sentarnos con el talón firmemente contra el perineo. No muy fuertemente, pero tampoco muy suavemente. Podemos usar cualquiera de nuestros pies, y los podemos intercambiar por cuestiones de comodidad tanto como sea necesario, como se discutió en la lección #33. Al igual que con todas las prácticas que empezamos, habrá una fase "complicada", donde se experimenta algo de incomodidad. Con esta en concreto, puede sentirse mucha complicación. No dejes que esto te impida el aprendizaje. No debería llevarte mucho tiempo el darte cuenta que esta postura es sexualmente estimulante, lo cual se mezclara con la complicación. Al comienzo, será probablemente una combinación de complicado y sexy.

Mantendremos el otro pie donde estaba, metido debajo de la espinilla de la pierna que va por debajo, o podemos dejar también esta segunda pierna extendida sobre la cama de vez en cuando si vemos que así es más cómodo. Esta es una forma simplificada de siddhasana. La versión formal tiene la segunda pierna por arriba encima de la primera, como en un medio loto, sin soporte en la espalda, y quizás sentado sobre una dura roca en cualquier lugar. No es necesario hacer todo eso para conseguir el efecto correcto. El efecto es una estimulación constante de la energía sexual hacia arriba desde el perineo durante nuestras prácticas de pranayama y de meditación. Eso es lo que queremos, y nos sentamos ejerciendo presión en el perineo de manera que deliberadamente lo favorezcamos. Se supone que ha de ser agradable.

"¿Cómo podré meditar mientras hago esto?" te preguntas. Si que puedes. Quizás no en los principios sin algo de distracción, pero es algo en lo cual puedes trabajar de manera gradual con el tiempo. Tal vez en primera instancia solo querrás estar en siddhasana durante el pranayama,
y dejarlo durante la meditación. Con el tiempo, te sentirás completamente cómodo en siddhasana hasta incluso olvidarte de que estas haciéndolo a lo largo tus prácticas. Estas abordándolo como un entrenamiento, la construcción gradual de un hábito. Hay dos tipos de entrenamiento ocurriendo al mismo tiempo, lo cual hace el aprendizaje de siddhasa complicado.

En primer lugar esta la parte física de adaptar el cuerpo a ello hasta el punto en el que se hace f
ísicamente confortable el estar en siddhasana. Todos sabemos que es posible gradualmente orientar al cuerpo en una dirección en particular. Si hemos conseguido estar cómodos con las piernas cruzadas antes de esto, sabemos que es posible. Si no lo hemos conseguido, este tipo de siddhasana no será fácil de llevar acabo por ahora, no en la manera que ha sido descrita. Aunque hay otras maneras de hacerlo. Lo veremos a continuación.

El segundo tipo de preparación ocurriendo puede ser mas complicada. Esta relacionada con las sensaciones sexuales que siddhasana crea. Lo que estamos haciendo con siddhasana es preparar nuestra energía sexual para que fluya hacia arriba de manera c
ómoda, abriendo previamente senderos dormidos dentro de nuestro sistema nervioso. Hacemos siddhasana durante nuestras prácticas espirituales por dos razones. En primer lugar porque nos encontramos sentados durante el tiempo de pranayama y meditación, lo cual es una determinada cantidad de tiempo de estar automáticamente en siddhasana también. Esto hace que siddhasana sea una práctica diaria regular como cualquier otra, y no tenemos que añadir nada de tiempo a nuestras prácticas para hacerlo. En segundo lugar, el pranayama y la meditación interactúan con los efectos de siddhasana para expandir de gran manera el flujo de prana y conciencia pura y dichosa en el sistema nervioso. En adición, estamos haciendo mulabhanda y sambhavi. La integración de todas estas prácticas sobrealimenta el proceso de evolución ocurriendo en nuestro interior.

Piensa en la energía sexual como si fuera un caballo salvaje. Lo que queremos es usar este caballo con un propósito que sea útil. Por tanto, ¿Qué es lo que hacemos?, nos subimos al caballo y lo montamos. Primero se pondrá a saltar por todo el lugar, como un caballo salvaje sin domar. Pero muy pronto, el caballo percibe quien esta al mando y comienza a calmarse. Encontrará nuevas formas de adaptarse a las condiciones que hemos creado. Entonces el caballo se volverá muy útil para cualquiera que sea el propósito que nosotros le entrenemos. Esto es exactamente lo que hace siddhasana. Crea unas condiciones para las cuales la energía sexual se tendrá que adaptar, en nuestro beneficio. Nuestro propósito en el yoga en relación al sexo es la expansión de su uso en dirección ascendente, añadiendo algo m
ás en adición a la función reproductiva que se orienta hacia el exterior. Queremos manejar el sexo para que se convierta en soporte de nuestra transformación espiritual interna. Ya hemos tratado esto antes en las lecciones cuando vimos acerca de kundalini y mulabhanda. Ahora lo estamos llevando un paso más allá. Cuando veamos los métodos de tantra yoga, añadiremos mas cosas, orientadas también en la misma dirección.

A medida que el caballo salvaje de la energía sexual en siddhasana comienza a calmarse, nuestra experiencia en el pranayama y la meditación cambiara de manera dramática. Lo que anteriormente era energía sexual yendo de aquí para allá de forma alocada, se convertirá en un suave flujo de deliciosa energía en ascenso, muy parecido a una fuente que sube desde nuestra raíz. Se trata de una pacífica energía luminosa, energía extática sobre la que nos podemos sentar c
ómodamente de forma indefinida. No más caballos salvajes. Cuando nos levantemos y vayamos a realizar nuestras actividades diarias la energía aun seguirá ahí, aunque ya no estemos sentados en siddhasana. Nuestra biología interna en relación con el flujo interno de prana estará cambiando de gran manera. Lo sentiremos como algo natural, llenándonos de luz divina. Nos convertiremos más autosuficientes en cada aspecto de la vida. Entonces nos encontraremos en una posición más favorable para dar a los demás, debido a que nuestras necesidades básicas estarán cubiertas por un rebosante gozo viniendo de dentro.

Por tanto, siddhasana es una
práctica muy importante. Una para la cual es complicado adaptarse, pero que bien merece la pena aprender.

¿Cuánto tiempo llevara domar al caballo salvaje? Depende de la persona. Es algo gradual para la mayoría. La primera o segunda semanas pueden ser enloquecedoras. En un mes las cosas se asentaran un poco. En tres meses, se ira volviendo mas confortable. De los seis meses al año tendremos una estabilidad, convirtiéndose en una parte normal de la vida diaria. Después de unos pocos años, estaremos acostumbrados a estar sumergidos en el éxtasis todo el tiempo, pero nunca dándolo por algo sentado. Nos podemos sentar en siddhasana cuando queramos sin ninguna distracción, solo un normal gozo extático. Se trata de una vida normal con un sistema nervioso que ha despertado espiritualmente.

Todos los efectos de las prácticas avanzadas de yoga que han sido discutidas hasta ahora en estas lecciones van a ser grandemente enriquecidos por siddhasana, y podemos ir a m
ás y más. Esto es lo importante, siempre hay más progreso por conseguir. Un yogi o yogini autentico nunca se detiene, sin importar cuan increíbles se vuelvan las experiencias.

A lo largo de todo este cambio motivado por siddhasana, seguiremos manteniendo nuestro pranayama y meditación como antes. Las sensaciones que emerjan en siddhasana serán tratadas simplemente como los pensamientos y sensaciones que surgen durante el pranayama y la meditación. Simplemente favorecemos la
práctica que estemos haciendo, como siempre. También mantendremos nuestra práctica de mulabhanda y sambhavi como antes. Siddhasana tiene un enorme efecto en la apertura del nervio espinal y la aparición de la conductividad extática en el mismo.

Para aquellos incapaces de conseguir cruzar las piernas por alguna razón, todavía puede haber siddhasana, mediante los efectos creados con diferentes medios. Puedes usar una prótesis cuando te sientes para el pranayama y la meditación. Tal vez una pelota de goma, o una pequeña almohada dura, cualquier cosa que se parezca a la presión de tu talón empujando contra tu perineo. Esto es algo totalmente adecuado y puedes hacerlo de esta manera. Es posible evitar el tener que entrenar tu cuerpo con flexiones físicas y todo eso. Continuaras trabajando tu energía sexual, que es lo primordial de siddhasana. Todo lo demás será tal y como se indico anteriormente, simplemente estarás usando un método diferente para obtener el mismo resultado.

Sin en un momento dado te encuentras con demasiada estimulación y te es imposible meditar o hacer cualquier cosa de manera cómoda durante tus prácticas, es importante retroceder. Esto es aplicable con todas las prácticas avanzadas de yoga. Retrocedemos cuando vemos que estamos haciendo demasiado, debido a que esta es la manera en la que evitamos salirnos del carril de las prácticas por completo. No vamos a intentar hacer actos heroicos o sufrir cuando haya dificultades. Retrocede siempre que veas que esta siendo demasiado. Encuentra la mejor base estable de práctica reducida y relájate en ese lugar antes de intentar volver a dar un paso adelante. Siempre es posible regresar y volver donde lo dejaste el otro día.


El gurú está en ti.

Nota: Para obtener instrucciones detalladas sobre siddhasana, vea el libro de AYP de Asanas, Mudras y Bandhas.

Anterior  |  Próximo  >

setstats

Descargas Directas

Libros Digitales - PDF, EPUB, y MOBI-KINDLE

AHORRE con Descargas de Múltiples Títulos

Vista Previa de los
Libros
AYP

Meditación Profunda Deep Meditation Book

 Respiración Espinal Pranayama
Spinal Breathing Pranayama Book


Asanas, Mudras & Bandhas
Asanas, Mudras & Bandhas Book

Samyama
Samyama Book

Dieta, Shatkarmas y Amaroli
Diet, Shatkarmas and Amaroli Book

Buscándose a Sí Mismo
Self-Inquiry Book

Bhakti & Karma Yoga
Bhakti and Karma Yoga Book

Las Ocho Ramas del Yoga
Eight Limbs of Yoga Book


Retiros Eight Limbs of Yoga Book




Lecciones Fáciles de AYP Volumen 1 Advanced Yoga Practices Book




                                     

 

           © 2003-presente    (aviso de derechos de autor)

 


Traducciones Adicionales de AYP
 

Inicio de AYP   Lecciones Principales   Lecciones de Tantra   Comunidad    Indice de Temas   Busqueda del Sitio   Sección de Enlaces   Testimonios    Libros    Descargas   Contacto